IMPLANTES DENTALES

Los implantes dentales son pequeños elementos cilíndricos de titanio que se introducen en el hueso gracias a una pequeña intervención quirúrgica. Actúan como raíces de los nuevos dientes y sobre el implante se coloca una corona, que es la parte visible.

Los implantes dentales son la opción de tratamiento más avanzada para la sustitución de piezas dentales. Están diseñados como una solución duradera pensada para recuperar la sonrisa y la función de masticación que tenía con sus dientes naturales.

Los implantes dentales se pueden utilizar en muchos pacientes. Sin embargo, hay que hacer un estudio minucioso de cada caso mediante la historia clínica del paciente, la exploración física y pruebas radiológicas complementarias con el objetivo de poder hacer una buena planificación del caso y, de este modo, conseguir la satisfacción tanto desde el punto de vista funcional como estético del paciente.

Las ventajas de los implantes dentales respecto a otros tipos de tratamientos son diversos: estéticos, de comodidad, de durabilidad, de salud, e higiénicos.